Vacaciones en Amalfi

Vacaciones en Amalfi – qué ver

La necesidad de escribir sobre lo que hay que ver en Amalfi en un día surge del hecho de que, después de haber escrito innumerables artículos sobre la Costa Amalfitana -en particular el muy visitado itinerario titulado “una semana costiera amalfitana. Qué hacer y cuándo ir – me di cuenta de que nunca le había prestado la atención que merecía. Al fin y al cabo, Amalfi se considera con demasiada facilidad un destino costero de interés desde un punto de vista eminentemente paisajístico, pero en realidad -aparte del aspecto natural, por supuesto- lo que hace de Amalfi un lugar único es también su historia, sus tradiciones y su rico patrimonio artístico.

En este artículo, por tanto, pretendo hacer una guía lo más completa posible sobre qué ver en Amalfi, la más importante de los 13 pueblos que componen la Costa Amalfitana.

Amalfi – qué ver
Breves notas históricas.
En primer lugar hay que decir que Amalfi, a pesar de tener sólo unos 5.000 habitantes, es una ciudad que tiene un pasado glorioso desde el punto de vista histórico, jurídico y marítimo. Sólo hay que mencionar tres cosas: 1) fue la primera república marítima de la península italiana y fue sede de un importante ducado; 2) las tablas de Amalfi ( Tabula Amalphitana ), elaboradas en el siglo XI, fueron el primer código marítimo italiano y se utilizaron en todo el Mediterráneo durante 600 años; 3) se dice que Flavio Gioia, de Amalfi, inventó la brújula, una herramienta de navegación esencial, y en cualquier caso los amalfitanos fueron los primeros en utilizarla.

Gracias a esta increíble sagacidad e ingenio, la República de Amalfi pudo entablar relaciones comerciales en todo el Mediterráneo, fundar colonias (en Apulia, Grecia, Albania, Malta, etc.) y hacerse respetar incluso en el mundo islámico. Aunque en el centro de la ciudad todavía se puede leer la frase “Contra hostes fidei semper pugnavit Amalphis” (Amalfi siempre ha luchado contra los enemigos de la fe), también para reivindicar la participación en las Cruzadas, los comerciantes de Amalfi supieron imponerse en las rutas comerciales más importantes y permitieron así que toda la república, que en aquella época se extendía desde Cetara hasta Agerola, viviera un periodo histórico de gran opulencia. Esto explica en parte que el centro de Amalfi, aunque suele ser pequeño, esté lleno de obras de arte y, al mismo tiempo, tenga una estructura urbana que todavía hoy lo hace casi impenetrable: en caso de ataques árabes, los amalfitanos sabían defenderse gracias a un sistema de torres de vigilancia situadas a lo largo de toda la costa -incluida Capri- y a calles estrechas, escaleras y túneles donde se podía lanzar brea caliente desde las casas contra posibles invasores.

En definitiva, el encanto de Amalfi es un encanto a varios niveles en el que la obra del hombre se ha enmarcado perfectamente en un paisaje de cuento de hadas. ¿Qué ver en Amali?

  • Las torres
  • La costa
  • Plaza de San Andrés
  • Piazza dei Dogi y los antiguos Arsenales
  • El valle de los molinos
  • Las fábricas de papel y el museo del papel
  • El valle de las ferrerías
  • El Convento de los Capuchinos con su claustro, ahora convertido en un hotel de lujo;
  • La iglesia de Santa Maria a piazza


Amalfi – : Las torres de Amalfi


Procedamos paso a paso y empecemos por el mar de Amalfi. Viniendo de Atrani, ante uno de los más bellos panoramas de Amalfi que se alza ante nuestros ojos, nos fijaremos en la torre sarracena del Hotel Luna, una torre de vigilancia que domina el mar y que originalmente estaba conectada -a través de un sistema de luces- con las otras torres de la montaña de atrás (la torre de Pogerola, la torre de Ziro, la torre Tabor). En el interior de la torre del hotel Luna, entre otras cosas, es posible ver un hermoso claustro de estilo normando, pero obviamente -al ser un hotel- no está a la vista de todos.

Amalfi – : el mar.


Avanzando unos cientos de metros, enseguida se verá la playa principal de Amalfi, la playa de Marina Grande. Aquí se encuentra en la via delle repubbliche marinare, pero por la gente de Amalfi es conocida cariñosamente como el stradone. Desde aquí, junto a la oficina de correos, se observan tres cosas: a) el palacio con la sede histórica del Ayuntamiento de Amalfi (dentro del palacio merece la pena visitar el salón Morelli); b) una sala en la que hay un galeón de madera pintado de azul con el caballo alado dorado de Amalfi en la proa con el que se celebra la histórica regata de las repúblicas marítimas cada año en junio por turno en cada una de las 4 repúblicas; c) una pequeña plaza – largo Scario – con una fuente circular con un pesebre en el centro. De hecho, en Amalfi hay varios puntos donde se pueden ver belenes fijos, sobre todo en el interior de las fuentes.

Después se puede continuar, todavía en compañía del mar, hasta la plaza Flavio Gioia, donde hay una estatua que celebra al inventor de la brújula y otra fuente circular, y hasta el muelle llamado “il pennello” (el cepillo). Desde allí se puede bajar al puerto para disfrutar de la vista de Amalfi desde la perspectiva opuesta.

Amalfi – qué ver : piazza Sant’Andrea

cattedraleamalfi


Ahora es el momento de ir a ver la plaza principal de Amalfi. Hay dos entradas principales. La que prefiero es la de la antigua puerta de la Marina desde la que se entra en un rincón de la Piazza Sant’Andrea y se tiene la posibilidad de ver la fuente homónima y al fondo el Duomo con el campanario con su escalera escénica.

En realidad, en la cima de los escalones no encontrará sólo una iglesia, sino dos. Pero esto lo explicaré más adelante.

En primer lugar, déjeme decirle que la espectacular catedral de Amalfi es, a pesar de su extrema belleza, una gran falsificación histórica realizada a finales del siglo XIX según un diseño de Errico Alvino. De hecho, es una falsificación histórica, ya que se construyó en estilo neomorisco y barroco con al menos 5 siglos de retraso. La historia resumida es la siguiente: la primera catedral se construyó alrededor del año 1000 en estilo románico. Luego, en los siglos siguientes, sufrió varias intervenciones y, en particular, en el siglo XVIII fue completamente reformada. Sólo que, a mediados del siglo XIX, los agentes atmosféricos le causaron daños considerables, por lo que se decidió rehacer su fachada tratando de igualar una fachada anterior.

El resultado fue una fachada con un gran frontón con mosaico y tres arcos en el lado izquierdo y dos en el derecho, interrumpidos por viviendas particulares, que funcionaban para crear -junto con la escalera- un juego de perspectivas que termina en el frontón de la iglesia. En cambio, el campanario, que ha permanecido intacto y no se ha visto afectado por las obras del siglo XIX, data del siglo XIII.

Junto a la catedral, en el lado izquierdo, se encuentra la Basílica del Crocifisso, una basílica anterior a la catedral y que, durante un tiempo, se incorporó a ésta para formar una iglesia de seis naves. Más a la izquierda se encuentra el Claustro del Paraíso, que data del siglo XIII como cementerio noble.

Después de visitar la Catedral y los claustros, la visita a la cripta es imprescindible por dos razones principales: 1) por motivos religiosos. La catedral de Amalfi alberga los restos del apóstol San Andrés; 2) l por motivos estéticos. Los frescos y el mármol embellecen el entorno creando un efecto de rara belleza. En particular, hay un fresco que representa la llegada del cuerpo de San Andrés a la catedral de Amalfi. También hay obras de Pietro Bernini, padre de Gian Lorenzo.

Amalfi – Piazza dei Dogi y los antiguos arsenales

Una vez que haya visitado los alrededores de la plaza de Amalfi, el recorrido puede continuar hasta la característica Piazza dei Dogi, a la que se accede mediante la subida de la “sciulia”. Sin embargo, desde la Piazza dei Dogi, se observan las ventanas de una sala situada en un nivel inferior al del paseo: son los antiguos Arsenales de Amalfi, los únicos medievales que aún existen en la Europa continental. Para llegar allí hay que ir junto a la puerta de la Marina y tomar el callejón de la derecha. A veces se celebran aquí exposiciones, pero el acceso está garantizado: consulte el sitio web del Mibac.

Amalfi – qué ver: la parte alta de Amalfi

En este punto de Amalfi puede visitar las estrechas calles que parten de la Piazza San’Andrea y llegan hasta el Valle dei Mulini. A lo largo de la Via Pietro Capuano se divertirá asomándose a las escaleras, a las características tiendas de mil colores y, sobre todo, a las llamadas catacumbas, un pasadizo cubierto en el que -de vez en cuando- observará una abertura que debía servir para lanzar aceite caliente a los enemigos. Al final de las catacumbas se encuentra un pequeño claro donde se puede admirar la fuente Cap è Ciuccio con su característico pesebre, quizá llamado así porque en la antigüedad se utilizaba para los burros. Por otra parte, en la Costa Amalfitana se siguen utilizando mucho los burros y las mulas para el transporte de materiales, ya que el territorio se caracteriza por tener escalones en los que no pueden operar los medios mecánicos. También en este pequeño slargo se puede ver la entrada al Palazzo Gargano, ahora un banco.

Amalfi – las fábricas de papel y el museo del papel


En este punto el paseo puede llegar hasta la zona de las antiguas fábricas de papel. Se trata de una zona en la que, hasta los años 50, existía un largo curso de agua que bajaba hasta el valle con un sistema de canales y una serie de puentes para asegurar el paso. Ahora, lamentablemente, el curso de agua se ha visto afectado, por lo que, desgraciadamente, esta magia se ha perdido. Sin embargo, el papel de Amalfi no se ha perdido. Este papel se fabrica a mano con técnicas antiguas y, por tanto, sigue siendo muy apreciado. Si quiere saber más sobre cómo se fabrica el papel de Amalfi, el consejo es que visite el Museo del Papel de Amalfi. El sitio de referencia es https://www.museodellacarta.it/

Amalfi – El Valle de las Ferriere

Ferriera ValledelleFerriere


Los senderistas no deben perderse el Valle delle Ferriere, una caminata muy bonita que dura unos 30 minutos para llegar a un valle con una larga cascada después de admirar las ruinas de la antigua ferrería de Amalfi y subir por el lecho del río de la caña.

Ahora, de hecho, se han inventado una inútil reserva natural en el Valle del Hierro, con la necesidad de reservar las visitas y, en determinadas épocas del año, de pagar una entrada. Se trata de una barbaridad que la protección del helecho ciertamente no justifica. En cualquier caso, desde el Valle delle Ferriere también se puede tomar la ruta de Giustino Fortunato hacia otros destinos: Pontone, Agerola y Pogerola.

Pues bien, es a Pogerola a quien me gustaría dedicar unas palabras: merece un paseo, al menos por su plaza central, para apreciar las hermosas vistas de la costa.

Otro lugar agradable para las vistas es el cementerio monumental de Amalfi. Se puede ver mirando hacia la montaña y también se puede llegar en un ascensor situado dentro del aparcamiento de Luna Rossa. Sin embargo, si puede, tendrá que ir andando: son 15 minutos de caminata y merece la pena el esfuerzo.

Otros lugares que ver en Amalfi:

  • El Convento de los Capuchinos con su claustro, ahora convertido en un hotel de lujo;
  • La iglesia de Santa Maria a piazza
duoglio

Las playas de Amalfi


¿Cuáles son las playas de Amalfi? El centro de Amalfi tiene esencialmente tres: a) la marina grande, de la que escribí al principio de este largo post; b) una playa junto a los muelles de Amalfi antes del Smeraldino; c) una playa detrás del puerto.

También hay otras dos playas en los alrededores de Amalfi, conocidas como la playa del Duoglio y la playa de Santa Croce.

Eventos que no debe perderse en Amalfi
Fiesta de San Andrés – Amalfi está muy unida a San Andrés, un santo que se celebra en dos ocasiones: el 27 de junio y el 30 de noviembre. En estas ocasiones, toda la ciudad se reúne en la plaza para ver el tradicional recorrido de la estatua de San Andrés: decenas de porteadores suben la pesada estatua por las escaleras hasta la Catedral.
Procesión del Viernes Santo – Otra celebración muy sentida por los amalfitanos es la del Viernes Santo, cuando toda la ciudad se ilumina con velas y una procesión con cientos de portadores acompaña a Jesús y a la Virgen.
La regata histórica – Cada 4 años, normalmente el primer domingo de junio, Amalfi celebra la tradicional regata histórica con un desfile en trajes históricos de figuras de las 4 repúblicas marítimas y una carrera de remos de más de 2000 metros. El ganador tiene derecho a colocar su pancarta en el trofeo y conservarla durante un año.
El año nuevo bizantino. Cada 1 de septiembre se celebra una procesión histórica.

Apartamentos de vacaciones

Tenemos dos apartamentos de vacaciones adyacentes en Amalfi que comparten la misma vista impresionante.

Los pisos están situados en el centro de Amalfi, a un minuto de la playa principal y a menos de 5 minutos de la Piazza Duomo, y a unos 100 metros del aparcamiento Luna Rossa.

En concreto, el primer piso ( Apartamento A ) puede alojar hasta 4 personas y se compone de un dormitorio con cama de matrimonio y armario, un salón amueblado en el que también hay un sofá cama convertible en dos camas individuales, un baño con ducha, una cocina totalmente equipada y una terraza panorámica con mesa y dos sillas con respaldo reclinable.

Las habitaciones tienen techos abovedados típicos de la arquitectura costera y el piso ha sido renovado utilizando los característicos azulejos de mayólica de Vietri sul Mare.

El mobiliario es sencillo y funcional. La cocina está equipada con nevera, lavadora, horno, microondas, hervidor de agua, tostadora, exprimidor, plancha, tabla de planchar, juego de ollas y sartenes, cubertería, platos y cubiertos. Se proporciona ropa de cama y toallas. La casa también está equipada con televisión por satélite y wi-fi.

La terraza, como ya se ha mencionado, goza de una vista impresionante que abarca la playa, el puerto y la costa hasta el cabo de Conca dei Marini. Aquí podrá desayunar, disfrutar de las vistas mientras toma una buena copa de vino o toma el sol.

(DESPLÁCESE POR LAS FOTOS)

Al piso A se llega subiendo 70 escalones desde la carretera que serpentea a lo largo de la playa principal de Amalfi. Se encuentra a 150 metros de la plaza principal de Amalfi y del Duomo. A 200 metros del piso hay un aparcamiento cubierto “Luna Rossa” con tarifas diarias de 20-25 euros según la época del año. También hay aparcamientos menos caros pero más alejados.

Puede reservar directamente en booking.com

También puede beneficiarse de un descuento del 15% -es decir, un recorte en las comisiones de la agencia- poniéndose en contacto directamente con narrabondo.com a través del siguiente formulario (en la solicitud, indique con precisión los períodos deseados y el número de personas).

Tenga en cuenta que la estructura está disponible todo el año y que en abril, mayo, junio, septiembre y octubre el periodo mínimo de estancia es de 3 días, mientras que en julio y agosto es de una semana.

Piso B – Apartamentos de vacaciones en Amalfi


La segunda casa de vacaciones – piso B – tiene techos abovedados típicos de la costa y suelos de baldosas, puede alojar hasta cinco personas y se compone en la parte delantera, con vistas a la terraza con vista panorámica, una sala de estar totalmente amueblada donde hay un sofá cama que se puede dividir en dos cómodas camas individuales, mientras que en la parte trasera hay un dormitorio con cama doble y sofá cama individual, un armario, dos cuartos de baño con ducha (uno grande y otro más pequeño donde también hay una lavadora), la cocina. La cocina está equipada con todo lo necesario, ollas, platos, vasos, cubiertos, horno, nevera, microondas, tostadora, exprimidor, hervidor, plancha, tabla de planchar.

En el salón hay una televisión con sistema de satélite y en todo el piso hay conexión wifi.

Se proporciona ropa de cama y toallas. El punto fuerte del apartamento es su terraza, que domina un panorama único del paseo marítimo de Amalfi, desde la playa hasta el puerto, y de la costa hasta Capo di Conca. La terraza está amueblada con una pequeña mesa y dos sillas con respaldo reclinable donde podrá relajarse o desayunar. Al piso se llega por una escalera de 70 escalones desde la calzada de la playa, a 150 metros de la plaza principal de Amalfi y de la catedral. A 200 metros del piso está el aparcamiento cubierto “Luna Rossa” con tarifas diarias de 20-25 euros. Se pueden reservar aparcamientos menos costosos pero más alejados.

También en la especie, puede reservar o en booking.com o directamente con narrabondo.com. en el formulario de contacto.

Condiciones
Los dos pisos se pueden alquilar por periodos cortos ( 3 días ) o por semana. Hay descuentos para estancias más largas. El precio no incluye la limpieza ni la tasa turística (que varía según el periodo). Puede ver la cantidad usted mismo en la página web del municipio de Amalfi).

FOTOS DEL PISO B

¿Por qué ir a Amalfi?
Después de ilustrar estos dos pisos de vacaciones en Amalfi, es justo mencionar las razones para ir a Amalfi. Unas vacaciones en la perla de la costa deberían disfrutarse al menos una vez en la vida. Al fin y al cabo, Amalfi es la principal ciudad de la que puede considerarse una de las costas más bellas del mundo. La estructura del pueblo, con sus casas construidas una sobre otra aferradas a la roca, tiene un encanto incomparable. Además, en la plaza principal se encuentra el Duomo con su escalera escénica, su pórtico enmarcado por arcos apuntados con ventanas con parteluz y tres parteluces, mientras que el tímpano de la fachada está enriquecido con maravillosos mosaicos. Al pasear por las típicas calles estrechas, se respira una atmósfera que nos traslada al antiguo esplendor de la República de Amalfi, con sus vistas panorámicas, sus portales medievales y su arquitectura morisca. No se pierda un paseo por el valle de los molinos con el museo del papel y la última fábrica del antiguo papel hecho a mano. Los amantes del senderismo no pueden perderse un paseo por el “valle de las ferrerías” con su exuberante vegetación, sus pequeñas cascadas, sus ruinas de antiguas fábricas o el famoso y panorámico camino de los dioses. Amalfi está situada en el centro de la costa, por lo que es muy conveniente para visitar los pueblos cercanos. Incluso en transporte público, en 20 minutos en autobús se puede llegar a Ravello y Scala, en el mismo tiempo Maiori y Minori, en media hora Positano, en una hora Sorrento. Capri, en cambio, tarda tres cuartos de hora en hidroala.

Cosas que hacer en Amalfi

Explore la costa alquilando un barco. Aquí se explica todo lo que necesita saber;
Piérdase por sus callejones hasta la fuente de Cap’e Ciucc con su belén;
Visita a la Piazza del Duomo con la Catedral. No te pierdas el Claustro del Paraíso y la cripta de Sant’Andrea;
Senderismo en el valle de las ferrerías;
Caminar hasta Atrani. En particular, visite la Iglesia de la Maddalena y la Piazzetta Umberto I;
Ir a Ravello visitando villa Rufolo y villa Cimbrone;
Ir a Positano, posiblemente por mar para apreciar mejor la costa;
Visite la Gruta de la Esmeralda en Conca dei Marini.
Conocer “la otra costa” con Maiori, Minori y Vietri sul Mare;
Haga un viaje a Capri, Sorrento y Pompeya.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo di WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...

Questo sito utilizza Akismet per ridurre lo spam. Scopri come vengono elaborati i dati derivati dai commenti.